TRENDING NOW

Tal día como hoy hace 50 años, dos gigantescas computadoras situadas en la Universidad de Los Ángeles (UCLA) y el Instituto de Investigación de Stanford (SRI), lograron el primer intercambio de información entre sus nodos. Nacía la red ARPANET, embrión de una Internet que ha cambiado para siempre la forma de comunicación y la propia historia de la Humanidad.

Primeros pasos de ARPANET (y de Internet)

Los primeros conceptos sobre “redes de comunicaciones” fueron publicados en 1959 por Paul Baran, que trabajaba en una red segura de comunicaciones con fines militares capaz de sobrevivir a un ataque con armas nucleares. J.C.R. Licklider fue el primero en promulgar en 1962 el concepto de “red galáctica”, una red capaz de comunicar usuarios en distintas computadoras. En la misma época, Leonard Kleinrock ya trabajaba en el concepto de almacenar y reenviar mensajes en su tesis doctoral en el MIT; Donal Davies fue el primero en usar el término “paquete” y Lawrence G. Roberts pretendía utilizar la técnica de multiplexación en el tiempo para unir máquinas directamente con cables telefónicos.

Sobre las ideas de estos científicos y promovida por la ARPA (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados), comenzó el diseño inicial de ARPANET (Advanced Research Projects Agency Network) una red de computadoras creada por encargo del Departamento de Defensa estadounidense para comunicar los diferentes organismos del país (y sobrevivir a ataques nucleares) y que se convirtió en el embrión de Internet, aunque hoy en día poco tiene que ver con la red original.

En el verano de 1968 ya existía un plan completo para ARPANET y en 1969, el contrato se adjudicó a BBN (donde había trabajado Licklider, el creador del concepto de Red Galáctica) para conseguir el 2 de septiembre el primer intercambio de información entre dos computadoras.

ARPANET cumple 50 años

El hito memorable que se conmemora hoy sucedió a las 10 de la noche del 29 de octubre de 1969 cuando se realizó la primera prueba de conexión de ARPANET entre los nodos de la Universidad de Los Ángeles (UCLA) y el Instituto de Investigación de Stanford (SRI), situados a 500 kilómetros.

La prueba de envío de información se realizó por la conocida como Interface Message Procesor (IMP) transmitiendo la palabra «Login», aunque en principio solamente se logró enviar las dos primeras letras. Simplemente el sistema falló, siendo de esta forma «Lo» el primer mensaje transmitido por la red ARPANET.

Se revisaron los códigos y una hora más tarde se consiguió enviar el mensaje completo correctamente. Finalmente el 5 de diciembre de 1969 las cuatro computadoras asociadas al proyecto lograron ser conectadas a la misma red. Como curiosidad, señalar que la primera computadora que se conectó fue una SDS Sigma 7 ubicado en la UCLA. Luego se conectó una SDS 940 del Augmentation Research Center en el Instituto de investigación de Stanford (SRI). En tercer lugar un IBM 360 de la Universidad de California y finalmente se conectó una PDP-10 del Departamento Gráfico de la Universidad de Utah.

A partir de ahí, los avances se sucedieron a buen ritmo. En 1970 la red ARPANET se estableció entre Harvard, MIT y BNN (la compañía que creó los ordenadores «procesadores del mensaje del interfaz» usados para conectar a la red), mientras que en 1972 se realizó la primera demostración pública de ARPANET y un año después se expandió desde Estados Unidos hasta Europa conectando la University College of London con los centros californianos.

Inicio y desarrollo de la Internet moderna

En 1973 la DARPA inició un programa de investigación sobre técnicas para interconectar redes y desarrollar protocolos de comunicación. De la filosofía de este proyecto surgió el nombre de Internet que se aplicó al sistema de redes interconectadas mediante los protocolos TCP/IP creados en la década de los 70 por uno de los «padres de Internet», Vint Cerf.

El año 1974 fue decisivo en el desarrollo de la Internet que conocemos, porque fue publicada una propuesta para enlazar todas las redes del estilo ARPANET juntas en una única llamada inter-network. Dicha red no tendría un control centralizado y trabajaría sobre un protocolo de control de transmisión (que posteriormente se convirtió en TCP/IP).

Internet dio otro paso de gigante en 1977 gracias al desarrollo de lo que conocemos como módem de PC. Fue desarrollado por Dennis Hayes y Dale Heatherington y gracias a ello el acceso a Internet se popularizó años después ya que permitía que las comunicaciones se realizasen a través de la red telefónica. Otro paso destacado fue la invención de un sistema de direcciones empleando sufijos como «.com» y «.org», de uso generalizado hoy.

El gran cambio que dio paso a la Internet moderna sucedió el 1 de enero de 1983 cuando ARPANET completó la migración del original NCP al protocolo de red TCP/IP diseñado por Vinton Cerf y Bob Kahn y que actualmente usamos para transmitir datos entre computadoras, conectarnos a Internet y a los servidores web.

Finalmente, recordar otro paso fundamental sucedido el 12 de marzo de 1989 cuando Tim Berners-Lee escribió la propuesta de un sistema de distribución de documentos de hipertexto o hipermedios interconectados y accesibles vía Internet.

Desde un inicio modesto (Berners-Lee pretendía simplemente crear un mecanismo que le ahorrase el desplazamiento de un edificio a otro en la Universidad de Oxford, solucionando la incompatibilidad entre ordenadores de la institución académica) pasó a ser un proyecto global hasta crear la “red informática de ámbito mundial” que hoy usamos, conocida como World Wide Web. Posteriormente surgió la primera comunicación entre un cliente y un servidor usando el protocolo HTTP, el primer navegador de la historia, el primer directorio Web y el primer servidor Web mundial montado sobre un NeXTcube.

Tecnologías fundamentales de los grandes pioneros cuyos primeros pasos celebramos hoy cuando ARPANET cumple 50 años, al disfrutar de una Internet que permite conectar miles de millones de personas y dispositivos, cambiando para siempre la forma de comunicación y la propia historia de la Humanidad.